sábado, 16 de mayo de 2015

El amor es otra cosa...


Amar es ofrecer, quien ofrece amor recibe amor
es así de fácil. (D.)


 Siempre digo que el amor romántico es un amor dulce sin medida, empalagoso, loco, ciego y representado por el enamoramiento, pero en realidad el amor no es eso, solo es una parte del mismo porque en el mundo... 

...hay muchas cosas dulces, pero luego tenemos la mermelada de naranja amarga...
 
Y es en la mermelada de naranja amarga donde encontramos la justa medida de dulzor y amargor, siendo así como descubrimos un amor maduro, real, incierto y marcesible... o dicho de otro modo, un amor en el que se debe asumir que al igual que una flor, podrá marchitarse y al igual que todo lo que existe en el mundo será impermanente, un día u otro acabará. 

Aceptar esa realidad nos libera de un romanticismo esclavo y nos permite ver la realidad más cruda que implica una sola verdad: hay que vivir el momento mientras este ciclo de amor dure... porque mañana sea por el motivo que sea, quizá no exista para disfrutar de él. 

El romanticismo implica "querer"... que me den satisfacción, porque elevamos e idealizamos tanto el propio amor que creemos que no tendrá fin... lo anhelamos de forma continuada. En cambio, el amor maduro implica asumir la realidad de que el amor, un día u otro puede acabar... y eso nos libera dándonos la oportunidad de "amar" que implica dar al otro por el simple placer de ofrecer lo que llevamos dentro...

Cuando hablo de amor real y maduro, hablo de "crear nuevas emociones y sensaciones para la persona amada, pero no solo para que las disfrute, sino también para que si es necesario, las transite y en algunos casos incluso puedan doler.'' 
Como humanos imperfectos es esa la realidad que nos condiciona, por más que amemos, haremos daño sin intención, como cuando nos damos una martillazo en la mano que aguanta el clavo... pero eso nos enseña a crecer, juntos.

Y es que el amor romántico, no lo es todo en una relación de amor y no siempre puede ser maduro, pero el amor maduro sí puede ser romántico, porque a este tipo de amor, solo los amantes, aquellos que dan amor y aman, pueden sobrevivir...

Es poder decir: "Gritame fuerte, muy fuerte todos tus defectos... porque te voy a querer a pesar de ellos, a pesar de ti, porque no somos perfectos."


"Amarte cuando te deprimas, porque desprendas olor a flores ácidas,
amarte en todo momento y más aún, viendo llegar el final..."
(D.)



Hace falta valor para amar así, creedme...