sábado, 2 de octubre de 2010

Correlación lógica...

En lo albores de la huminidad el ser humano, adoraba algo tan generalista como la naturaleza, su composición y sus efectos.
Más tarde con el politeïsmo, se adoraba a una gran multitud de dioses.
Tiempo despúes el monoteïsmo, nos redujo la creencia a un solo ser celestial.
Por consiguiente, los lazos se estrecharon y se empezó a llamar "padre" a una deidad colérica.
Siglos depúes, no se cree en ningún tipo de deidad, el ateísmo cada vez se hace más notable con las nuevas generaciones ( en la qual me incluyo)

Parece ser que el nivel intelectual, el mayor conocimiento, la mayor tecnología hacen que vivamos en un mundo donde el sufrimiento no sea tan desmesurado como siglos atrás, dejando de lado la necesidad de la fé en frente a la realidad, el racionalismo y la confianza en los hombres.

Siempre existirá una minoría religiosa (la qual respetaremos) pero llega el momento de la exhaltación del ser humano como dueño de su propia vida y de la certeza de su existéncia.


La libertad siempre se impone, el idealismo a veces tiene recompensas.