lunes, 10 de enero de 2011

Portavoz.

Las personas no destruyen el entorno deliberadamente, sino que lo transforman para convertirlo en otra cosa que enriquezca sus intereses.

Cuando ves como desaparecen ciertas especies de seres vivios y se deteriora poco a poco la riqueza natural te ves con la obligación de convertirte en activista y portavoz.