martes, 4 de septiembre de 2012

Tempus fugit.

Preguntarme a mi mismo si lo que estoy haciendo hoy me encamina a donde quiero estar mañana...

Si no es así hay que sentarse y tomar algunas decisiones.