martes, 20 de noviembre de 2012

Humanos, para todo...

Quizá el fin de nuestra existencia sea propiciar el suicido de nuestra especie, autodestrucción sin más... vivimos una edad estúpida formada por una sociedad optimista hasta lo enfermizo.

Tristemente, esta explicación encaja fuertemente con la realidad.