domingo, 11 de noviembre de 2012

Miedo a la Democracia.

El ciudadano no quiere vivir en democracia, eso significaría tener mucha más responsabilidad, dado que debería tomar más decisiones y eso le da miedo. El ciudadano piensa que ya tiene bastante con lo que tiene, el trabajo, la casa, los hijos... ya son demasiadas preocupaciones como para asistir a asambleas democráticas en su tiempo libre.

El ciudadano no quiere libertad, quiere seguridad, pero lo que el ciudadano no sabe es que la libertad siempre tiene un precio y si no esta dispuesto a arriesgar, al final, siempre recibirá los abusos que le impongan.

El ciudadano, es un pusilánime, un bago y un cobarde, ¿la buena noticia? El miedo puede enfrentarse y ser superado, el resto, llega solo...