sábado, 7 de junio de 2014

Cuento de invierno...

Yo solo soy un mecánico, pero que somos sino máquinas, máquinas que necesitan del universo para poder funcionar...

¿No es esto por lo que amamos? Para salvar... siempre has sido tú a quien yo tenía que salvar...

Al final no hubo motivo, todos eramos igual de especiales y todos merecíamos ser salvados...

Ninguna vida es más importante que otra, quizá todos formemos parte de un patrón que algún día lleguemos a entender...