domingo, 5 de septiembre de 2010

Beso.

Uno aprende a besas improvisando... luego, perfecciona.

¿Donde quedaron aquellos años en los que aprendiamos a besar? Donde cada nuevo beso era una victoria, algo que buscar, algo que encontrar y que satisfacía como pocas cosas.

Aferrarse a los sentimientos del pasado parece ser que no es sano.