martes, 14 de septiembre de 2010

Ira

Porque prefiero estar cabreado que deseperado, porque al final en esta vida, és más útil la "ira" que la "deseperación"...