jueves, 11 de diciembre de 2014

Y pasa el tiempo...



Tú, si me vieras, no me conocerías,
hay partes de mi que ni yo conocía.
Por contra, yo a ti, jamás llegué a conocerte,
escondías y negabas la peor parte de tu ser.

Y pocas cosas son tan ciertas,
y pocas cosas tan obvias.

Ya no pongo el aire que respiras,
ya no canibalizas mi ternura,
 no vampirizas mis emociones.