martes, 23 de noviembre de 2010

Envidia.

Intento entender este sentimiento. Desde un punto de vista evolutivo parece muy útil, dado el caso que si tu adversario es mejor que tú y tu envidias sus aptitudes, eso te hará luchar por "aparentar" o tener esas aptitudes y así una nivel reproductivo similar o parecido.

Es sin duda una herramienta de nivel competitivo de la que hoy en día podriamos prescindir si comprendiaramos que quizá la cooperación es más útil que la competición porque cada persona tiene unas características únicas ya unas qualidades capaces de complementar a los demás.


Aunque siempre acabo en el mismo razonamiento, y con la mayor obviedad: "aún no estamos preparados psicológicamente para vivir en sociedad".