jueves, 4 de noviembre de 2010

Truncado.

A veces y solo a veces, conocer la solución no te hace más feliz. Solo empeora las cosas.