martes, 8 de febrero de 2011

Asocial.

¿Como era eso que me llamaba mi padre hace unos años...? ¡A sí!, antisocial...

Asocial, antisocial, antisistema... Creo, que en general aprender a desafiar la autoridad es algo bueno y la base de la evolución personal.