martes, 1 de febrero de 2011

CA$H

Si mi país no me permite cambiar mi dinero por oro, ¿Entonces que valor tiene? Quizá avivará las llamas de mi hoguera cuando no tengamos donde cobijarnos.

Ya está durando demasiado este experimento del siglo XX.