miércoles, 9 de febrero de 2011

Maldad.

La vida no es como las películas. No solo los malos pueden ganar, sino que con total probabilidad lo harán con malos actos, más rápido y más fácilmente que tú con tus mejores intenciones.

Si consigues algo con buenas intenciones, no será fácil lo aseguro, pero si eres firme y fiel a tus ideales valdrá, depúes de comer tierra mil veces, la pena con creces.

Los cobardes siempre van por el camíno fácil.