miércoles, 2 de febrero de 2011

Disfraz.

Nunca me fiaré de las personas que creen que lo viejo debe sustituirse.

Si sustituyes tu coche porque tiene ocho años y ha salido al mercado uno flamante y mejor, ¿Que harás con las personas cuándo no sean jovenes y no te resulten útiles?

Maldito consumismo... al final es egoísmo disfrazado.