viernes, 19 de octubre de 2012

Discierne.

No necesitarías relajarte sino estuvieras estresado... ¿No seria más fácil eliminar la causa del problema que solucionar el problema en si mismo?

Piénsalo...