martes, 23 de octubre de 2012

Óbito.

El dolor de la muerte ajena es producto de la dependencia de las emociones que volcamos en las personas allegadas.

La psicopatía no siente el deceso afín.