lunes, 1 de octubre de 2012

Puerta/idea

A veces es más que obligatorio cerrar algunas puertas, no por orgullo, odio o soberbia, sino porque no llevan a ninguna parte donde tengamos la posibilidad de aprender algo.