sábado, 10 de mayo de 2014

De locos nada...

Un aplauso para todos esos adultos responsables e inteligentes que entienden sus carencias como puntos de mejora y piden ayuda a personas especializadas cuando no son capaces de superar esas carencias por sí mismos.

Bravo, no hay nada más digno y más humilde que ese acto.

P.D.- De locos nada...