jueves, 8 de mayo de 2014

Gestalt

Cuando tuve que decir sí dije sí, cuando tuve que decir no dije no y cuando al final tuve que tomar las decisiones más difíciles lo hice para ser feliz y no erré con el resultado, porque aunque te elegí en su día siempre supe que sin ti me iría igual de bien...

Yo soy yo y tú eres tú,
No estoy en el mundo para colmar tus expectativas,
ni tú estás en el mundo para colmar las mías.
Yo estoy para ser yo mismo y vivir mi vida,
tú estás para ser tu mismo y vivir tu vida.

Y no hay más... habrá quien se empeñe en construir futuros sobre ceniza y escombros pero lo correcto es hacerlo sobre aprendizajes anteriores.