miércoles, 21 de enero de 2015

Empatía/Indiferencia


No ayudes a quien no te pida ayuda, más que tengas suficientes motivos y razones para saber que la necesita, la empatía excesiva puede ser tan perjudicial como la más completa indiferencia.

(D.)