lunes, 16 de febrero de 2015

Carácter dominante democrático.

La dominación tiene su propia estética 
y la dominación democrática tiene su estética democrática. 
(Marcuse)

La verdadera dominación, el verdadero carácter dominante, no implica realmente dominar a los demás, ni controlarlos... eso no es más que burda inseguridad y necesidad de ordenar el mundo a nuestro parecer, una fantasía sin más.

El/la dominante, consciente de ello y a su vez sano/a, comprende que la dominación esta dirigida a el/ella mismx, es entonces cuando entiende que la verdadera dominación implica dominarse a unx mismx, domar sus propios instintos... permitir la expresión del ego de forma gestionada y como no, coger las riendas de la propia vida, hacerte amo de ti mismo/a.

Tanto Hitler como Gandhi tenían el mismo tipo de carácter, la cuestión es para que vas a usar esa energía que se crea del mismo.



Perfección, reformación, orden, control...