martes, 17 de febrero de 2015

Mi YO entre mi multitud.


Decía Thomas Mann, que la introspección es el primer paso hacia la transformación, y yo entiendo que, tras conocerse a uno mismo, nadie puede seguir siendo el mismo.

Cuando creas que no hay nada que hacer, aún hay muchos libros que leer y mucha alma de donde extraer a golpe de pico, las ideas más valiosas. Como ya dije una vez somos mineros de la psique o lo que es lo mismo, poetas del alma.