miércoles, 18 de agosto de 2010

Golpe.

El problema de cerrar el puño y llevarlo hacia atrás, no es otro que el codo sigue el mismo recorrido segundos antes. Por consiguiente quiza dañes antes a quién tienes detrás e intenta protegerte que al que tienes delante e intenta dañarte.

Hay que tener mucho cuidado con los golpes, aunque parezcan merecedos, nunca lo són.