martes, 3 de agosto de 2010

Nos vemos a la vuelta!

Unos dias en Platja d'Aro curaran mis doloridos huesos. La Costa Brava tiene algo mágico...