lunes, 22 de septiembre de 2014

El maltrato psicológico.


"Quien es capaz de decirte todo eso 
que tanto te duele sin motivo alguno,
 es que no te quiere"


Esta demostrado científicamente que las rutas neuronales
del dolor son las mismas tanto para el
dolor físico como el psicológico.

Salvo una diferencia, el dolor físico dura unos días,
 el psicológico puede durar meses o años.


Me apetecía escribir sobre esto, porque es un tema que me ha interesado mucho en los últimos meses, tanto desde el prisma del maltratador, como desde el prisma de la víctima o del maltratado. En este caso me voy a centrar en el maltrato del ámbito de la pareja y en especial en el abuso psicológico o emocional.

Por lo general en ambos casos, maltratador y maltratado, han sido víctimas antes de maltrato salvo con una diferencia, el maltratador adopta el patrón violento de su maltrato, se pone a la altura de quien le hace daño para defenderse, en cambio, el maltratado adopta una postura sumisa por el amor que siente al maltratador, cree o tiene esperanza en que lo va a poder ayudar o incluso que es normal que algo así pase como ya le pasó antes.

Los celos son el principio, quien abusa cree que su pareja es un objeto de su posesión y que con él puede hacer lo que quiera, le libera de la empatía, cree que si controla aquello que tanto ama, jamás lo perderá, una creencia totalmente irracional y generalmente contradictoria, porque es el abuso lo que hará que la persona huya por culpa de la presión.

El maltratador llegará al punto de destruir la autoestima del maltratado, para así no dirigir la atención hacia su propia autoestima hecha añicos. Al hacer miserable a alguien más, evitará reconocer sus problemas, su propio abuso y su propio dolor enquistado durante años.


Y siento decirte que no, no puedes ayudarle,
 el maltratador no va a cambiar.


El maltratado no puede ayudarlo, por más perdón que pida, por más que se arrepienta, sino busca ayuda especializada seguirá haciéndolo y en muchos casos ni con ayuda lo conseguirá. ¿Lo peor? Qué el daño que ha hecho es irreversible, años de insultos, menosprecios, falsas acusaciones es imposible perdonar tanto dolor. El maltratador, jamás reconocerá su problema porque implicará afrontar su miedo y para cuando quiera tomar esa determinación ya será tarde y el daño estará hecho.


Si durante dos años mueles a palos a un perro,
el día que sueltes el palo, el perro te seguirá temiendo
y se defenderá en consecuencia,
en psicología lo llamamos "condicionamiento clásico o pavloviano"


No solo no puedes ayudar al maltratador, sino que tampoco puedes luchar contra él.  Fíjate en esta situación practica donde existen tres posibles actuaciones:

-El maltratador acusa a la víctima de cometer una infidelidad, sin pruebas, como un completo delirio:

  1. La víctima se somete, no le hace caso, no le entra en el juego pensando que será peor, pero esa pasividad crece al maltratador y no hace más que decirle que su actuación es correcta, entonces se consuma el maltrato y con más intensidad.
  2. La víctima responde de forma asertiva, invita al maltratador a entender que le hace daño, que sus palabras le hieren, que no merece ese abuso. El maltratador le acusa de actuar con victimismo, de nuevo se crece y el abuso se sucede bajo la frustración añadida de la víctima.
  3. La víctima se defiende, reacciona con ira justa y defiende su estatus personal bajo su autoestima. El maltratador, la acusa de ser violenta y agredirle verbalmente, gira la tortilla y con el victimismo manipula al o la malatratado/a que acaba sintiéndose culpable y de nuevo se da el maltrato, y esta vez en doble paso.
Como se puede ver, haga lo que se haga, el maltratador siempre gana, porque el problema no lo tiene la víctima, sino el propio maltratador, que se aferra a una realidad que no existe y de ese modo se vuelve irracional, y aparece un trastorno de la personalidad.

El maltratador, recordemos, a su vez a sido un maltratado, de ahí su trastorno y como ser trastornado y con un problema psicológico serio, su pareja no puede ayudarlo dado que no tiene las herramientas adecuadas para hacerlo.

¿Qué se puede hace frente a estas situaciones?
Algo difícil para la víctima, "huir", lejos y cuanto antes mejor...


Hay que comprender que una vez el maltrato sucede, todo ha cambiado ya, la palabras hieren y un perdón no lo soluciona. La mala noticia es que ese dolor va a permanecer ahí hasta que no se trate y se airee, si se oculta jamás deja de doler.

Las rupturas de estas relaciones son peores que las normales dado que el dolor provocado por el maltratador se mantiene meses después incluso de no verlo o de no formar parte de la vida de la víctima, y las heridos "no caen en saco roto", siguen doliendo y el condicionamiento al dolor se hace tan fuerte que se temen futuras relaciones generando una incapacidad en la víctima.

"Pasar página se convierte en algo realmente difícil."


Todo se supera, cuando la víctima entiende
que ya no es una víctima, sino un o una "superviviente".


Si os ha pasado, sabréis bien lo que se siente, el maltratador se ira por su camino, como si no hubiera pasado nada, hasta encontrar a su próxima víctima, pero el superviviente tendrá que lidiar con los dolores y las penas más absolutas, además de las culpas y las responsabilidades. Por eso solo queda decir:


"Recuerda que la última barrera de defensa
hacia cualquier maltrato eres tú mism@,
 no te quedes en esa habitación recibiendo el castigo injusto, 
es tu decisión levantarte e irte y no volver jamás"



Si eres un maltratador y lees esto, busca ayuda, ni todos los perdones que pidas te darán paz.
Si aún eres una víctima, sal de la situación, mientras hay alguien que te maltrata otr@s esperan para amarte, huye... no dejes de correr...
Si eres un superviviente, enhorabuena, supiste plantar cara, no solo a tu verdugo sino también a tu pasado.
Si eres un maltratador reformado, ten la decencia de reconocer el daño que hiciste frente a las personas que lo hiciste, quizá eso te redima y puedas darles algo de paz, que es lo que merecen los supervivientes de tus actos, irte y darte la vuelta diciendo que no puedes hacer más por esas personas solo es una actitud cobarde para no enfrentar lo que hiciste.


Y tú me dirás: ¡La o lo quiero ver colgado/a de una soga!,
y yo te responderé: te convertirías en lo mismo que es el o ella... 




P.D.- Para acabar os dejo con este tema de Supersubmarina - "En mis venas" que tiene una letra muy adecuada al tema que hemos tratado en este post.


Se quedó grabado a hierro
en las yemas de mis dedos,
protegiéndome del roce
del contacto con tu fuego.

Y ya no puedo coserme, reinventarme ni quererme.



Si quieres saber más, puedes consultar los siguientes posts:

 - Sobre como entender a la expareja, "Resaca Emocional"
 - El amor es ofrecer, no exigir... "El amor es otra cosa"
 - El verdadero amor, el amor maduro, "La madurez del verdadero amor"
 - De como nos herimos amándonos, "El amor no duele, duele su ausencia"
 - Sobre el amor desde la visión humanista, "Amor, desamor y otras cosas..."
 - Sobre el maltrato psicológico en la pareja... "El maltrato psicológico"
 - Sobre como amar con moderación, "La neurosis de Romeo"