viernes, 19 de septiembre de 2014

La Dependencia Emocional.

Un tema curioso que muchos de nosotros hemos podido apreciar en algunas de nuestras parejas, aquí os dejo las fases de la relación para el dependiente emocional:

Solo observa los síntomas y no sesgues los hechos...

1-. Inicio de la relación : Cuando conocen a alguien que les interesa sienten una alegría, ilusión y entusiasmo desmedido. Fantasean y se crean expectativas de un futuro al lado del otro. Esto ocurre pudiendo haber tenido incluso sólo un par de citas. Aun así, rápidamente muestran su interés por el otro y sus deseos de conocerle. (aduladores compulsivos)
2-. Fase de sumisión : Idealizan a la pareja y se someten a ella, como forma de preservar la relación y evitar así la temida ruptura. El marcado desequilibrio comienza aquí a hacerse patente, adoptando la pareja una posición superior y el dependiente una posición inferior. (la sumisión y es traspaso de la responsabilidad al otro...)
3-. Deterioro de la relación : El desequilibrio se acentúa enormemente entre ambos miembros de la pareja. El maltrato psíquico y/o físico produce en el dependiente un gran malestar y sufrimiento. Como consecuencia de esto, sus sentimientos de inferioridad e infravaloración se ven reforzados, por lo que al mismo tiempo que baja su autoestima aumenta su necesidad extrema de afecto hacia el otro. Situación que acompañada de un terrible miedo a la soledad, hace que su relación se convierta en un círculo vicioso del cual les resulta muy difícil salir. (El no puedo vivir contigo ni sin ti...)
4-. Ruptura : En caso de producirse la ruptura, lo más frecuente es que la iniciativa la tome la pareja del dependiente. El dependiente tratará de reanudar la relación, a pesar de lo tormentosa y destructiva que le resultase. Producida la ruptura el dependiente emocional padece el síndrome de abstinencia, siendo este el momento en el cual suelen acudir a terapia. ( Al romper, van a terapia... te prometen la luna y todo lo demás, que cambiarán, pero eso no sucede...)
5-. Concatenación de relaciones : Son relaciones intrascendentes, sin mucha importancia para el dependiente, que sirven para paliar sus soledad. Pueden concatenar este tipo de relaciones hasta encontrar a alguien que se ajuste a su perfil de pareja (fría, hostil, distante). A su vez, pueden ser fruto de un intento del dependiente por suplir la pérdida de su anterior pareja, de la cual no se acordaran en cuanto tengan a otra persona en mente. (En cuanto estén con otra persona , te tratarán como un desconocido... )

6-. Reinicio del ciclo : En cuanto el dependiente encuentre a una persona que se ajuste al perfil que busca, el ciclo se iniciará de nuevo. Y con ello, los comportamientos de sumisión e idealización que no se observan en las relaciones de transición. ( Y vuelta a empezar... se detecta porque usa las mismas palabras y hechos que con anteriores parejas, al no sufrir el duelo, no evolucionan y como tal cae en la misma trampa, no mejoran, van a lo mismo...)

Suelen buscar personas que los protejan, que les hagan reír, que los alejen del sufrimiento de un mundo que no pueden afrontar, que carguen con parte de su responsabilidad, como si fueran niños aún.

P.D.- no es felicidad, es necesidad, muchas canciones lo expresan así en la radio, yo lo llamo "neurosis afectiva", pero una que lo representa perfectamente es "Emborracharme" de Lori Meyers, que aquí os la dejo...