miércoles, 24 de septiembre de 2014

La noche desquiciada.

Tienes que esperar pacientemente algunas noches
y no dejarte amargar por el roce de la Humanidad.
tienes que esperar pacientemente algunas noches
a ser posible solo
sin pensar mucho en nada
solo con la máquina de escribir
el puro
la bombilla eléctrica.
tienes que esperar pacientemente algunas noches
el momento preciso
para salir del bache.
hay algo espléndido en este ritual mientras
llegan pensamientos curiosos y sencillos
(ahora mismo recuerdo que la
matrícula cuelga por un tornillo del
parachoques de mi coche).
hay que esperar pacientemente algunas noches
no por tal o cual o lo de más allá
sino porque es lo más sensato.
tienes que esperar pacientemente algunas noches
no porque merodeen asesinos por las calles
no por el recaudador de impuestos
ni porque eches de menos la danza de la vida.
de pronto decido
ahora mismo que
mañana le pondré oro tornillo a esa matrícula medio suelta
porque esos es lo que impide que la matrícula y mi mundo se desmoronen
pequeños actos desesperados
como se le permitan a uno
seguir librando la lucha justa tras
esperar pacientemente
durante la noche más oscura.


Bukowski


P.D.- A mi amiga Eva, que me enseño a valorar y a amar la poesía.