sábado, 15 de mayo de 2010

Las mejores ideas aparecen entre los sueños y la vigilia.

Me quedo frente a mi televisor todas las noches, intentando mantenerme despierto pero cuándo soy consciénte aún de mi persona es cuándo nacen las mejores ideas.

Intento recordarlas, amarrarme a ellas y quizá entender porque en ese momento nos sobrevienen las mejores reflexiones, pero no lo consigo.

Papel y lápiz bajo la almhoada quizá?