viernes, 28 de mayo de 2010

Que irónica me parece la evolución!!!

La evolución, tal como Darwin nos la describía, nos ha hecho lo que somos, y bueno, no ha hecho un mal trabajo la verdad, somos máquinas bien engrasadas al fínal cabo.
Aunque lo que me llama más la atención de este hecho, és que cuándo algo ya no resulta útil, todos sabemos que poco a poco desaparece, porque al fín y al cabo todo ser intenta adaptarse a su medio.

Somos seres únicos, poseemos el único cerebro que se ha estudiado a sí mismo, que ha sido consciente de su exiséncia, pero aún así no lo potenciamos ni lo usamos como es debido, y además en la sociedad actual no se valora para nada, yo solo se que si las cosas siguen así, olvidaros de eso "seres cabezones" que imagina la ciéncia-ficción 100.000 años en el futuro...

Quizá de no usarlo desaparezca... quizá en un futuro todos seamos algo parecido a un coala o un lemur... Bye, bye raciocinio!