miércoles, 5 de mayo de 2010

Rojas, verdes y a marillas...

A mi me gustan las pastillas rojas, verdes y amarillas... Esto nos cantaba Chimo Bayo por allà en los ''90... Lo recuerdo como si fuera ayer, pero lo real de este asunto es que no se equivocaba ni un apice.
Mirad la sociedad actual, depresión, ansiedad, y un largo etc. de males emocionales y psicológicos. Preferimos mil veces tomarnos una pastilla para el "dolor de cabeza" que saber que nos lo causa y una vez sabido esto es quizá tan fácil como hablarlo con alguien de confianza...

Quién no ha salido estresadísimo del trabajo, a sido llegar a casa y a la media hora, pam! Ese dolor en las sienes? Todos lo sulucionamos con ibuprofeno y adelante... pero no sería más afectivo, pasar de todo? No llegar estresado, intentar hacer las cosas de otra forma para no estresarse? Pero no, no atajamos el mal del problema...

Yo si sé lo que haré a partir de ahora, hablar mucho más, no hay que reprimir tantos sentimientos, tantas emociones, tantas ideas, o al final yo tmbién acabaré lobotomizado...