jueves, 30 de octubre de 2014

Filosofía de la psicobiología para un jueves de otoño.

"Cogito ergo sum" decía el filósofo... pienso y luego existo... pero Descartes no percibió que detrás del pensamiento existe otra cosa, un ser, alguien vivo que es quien percibe esos pensamientos...  es entonces cuando entendemos que no somos nuestros pensamientos ni nuestras emociones, es entonces cuando entendemos que no son nuestros sino reacciones psicofisiológicas de nuestro cerebro, ese mismo que con su trabajo completo y continuado genera nuestra consciencia.

Es sencillo, al final es la consciencia de saber que pensamos y sentimos lo que nos hace existir, existimos tras la racionalidad, tras el dolor, tras la alegría, tras la tristeza, tras la dicha... etc. y por ello podemos decir que existe un sitio en uno mismo donde el exterior no puede llegar, donde el vacío es a falta de otra palabra mejor... fértil.

Resonancias magneticofuncionales para demostrárselo a tod@s...


Tus neuronas son, existen, crean tu consciencia y forman el observador.