miércoles, 8 de octubre de 2014

Simplemente Garriga...

Cualquier pérdida es una oportunidad —una puerta— que podemos aprovechar para aligerarnos, para soltar apegos e identificaciones y falsas ideas. Ya que nada nos ha pertenecido en sentido estricto, y sólo nuestra mente lo creía propio y para siempre, cuando lo perdemos, podemos aprovechar también para liberar ataduras, para soltar ideas e identidades que ya no se ajustan a nuestra actualidad. En el teatro de la mente podemos soltar algunos roles viejos, caducos ropajes, temores, apegos, viejas personalidades, etcétera. En eso consiste perder ganándose a uno mismo, o recuperándose a uno mismo.
JOAN GARRIGA

del libro  -La llave de la buena vida-

P.D.- Un libro que he leído recientemente y recomiendo de manera fehaciente.