sábado, 18 de octubre de 2014

Déjame en paz, déjate en paz...

Tú eres tú, yo soy yo...

Y lo que cansa intentar convencer que lo mio, que lo que soy, que lo que hago es mejor que lo tuyo...
Lo que cansa sentir como otros intentan convencerme de alguna cosa...

Al final solo hay una premisa:

- Todo es impermanente, olvida el control, porque siempre volveremos a lo mismo... tú eres tú y yo soy yo.