lunes, 27 de octubre de 2014

Come, reza, ama...

Buen film, mejor escena aún...

Y como el miedo al sufrimiento frena a las personas, que al final, si lo aceptan como caos de la propia vida, les lleva a lugares y personas maravillosos, lo demás es una mentira...

Las ruinas sirven para crecer, y si quieres construir algo nuevo, que sea bajo buenos cimientos no sobre ceniza...